miércoles, 29 de junio de 2011

MAURICE TILLET: EL ORIGEN DE SHREK

Seguramente usted ha visto la película Shrek, una cinta de animación realizada por la compañía Dream Works. Ya sabe que se trata de una historia de ficción donde un ogro de buen corazón es rechazado por su aspecto físico. La producción es muy buena y le ha proporcionado grandes dividendos a la compañía. Pero, no crea que todo es una simple fantasía, la verdad es que Shrek está inspirada en un personaje real llamado Maurice Tillet, de quien tomaron la personalidad y el físico, porque Tillet era igual, o perdone usted, más feo que el famoso Shrek.
Maurice Tillet nació en Francia en 1910 y tuvo la desgracia de sufrir una enfermedad endocrinológica que altera en exceso la producción de la hormona del crecimiento, llevando a una desproporción a las extremidades y la cabeza.

Además de las deformidades físicas, la enfermedad provoca una muerte prematura y una vida de dolores físicos, al derivar en artritis, migrañas, hipertensión, diabetes y problemas cardíacos así como renales.
Todo esto lo padeció Tillet, pero jamás se doblegó. Pese a su apariencia de monstruo, con todas sus deformidades y lo peor, sus grandes dolencias, fue un apasionado del estudio y jamás dejó de aprender, al grado que hablaba 14 idiomas y escribía poesía.
Tenía un enorme deseo de llegar a ser actor, más fue rechazado una y otra vez en su país, sufriendo humillaciones y hostilidades. Así que no le quedó otra que escapar rumbo a los Estados Unidos, donde no encontró un trabajo de su agrado y terminó por convertirse en luchador profesional, siendo conocido como “el ogro del cuadrilátero”, y luego como “el ángel francés”. Y seguramente fue bueno en la lucha, porque se hizo bastante famoso.
Jamás encontró una dama lo suficientemente fea y de buen corazón para entregarle su amor, así que permaneció soltero, únicamente rodeado de unos cuantos amigos. En 1955, acosado por los problemas cardíacos de su enfermedad, ya en su lecho de muerte, realizaron tres moldes de su cara y después se hizo un busto de Tillet. De ahí se inspiraron para hacer a Shrek.
Lo único que Maurice Tillet nunca tuvo deforme fue su corazón, porque quienes lo conocieron afirmaron que era un amigo inigualable.

No hay comentarios: