martes, 16 de junio de 2009

EL CADAVER DE LA REINA

El príncipe Pedro se casó con Doña Constanza de Castilla, pero no tardó mucho en enamorarse de Inés, una de las damas de su esposa.
Cuando murió su mujer en 1345, se dispuso a casarse con su amada; pero su padre se opuso. Aun así, Pedro se casó en secreto con Inés, y cuando se supo en la corte, desató la ira del rey que mandó asesinarla.
La reacción de Pedro no fue otra que alzarse en armas contra su padre, una lucha que no cesó hasta que éste murió. Y, una vez que fue coronado rey, Pedro I emprendió la venganza contra los asesinos de su esposa.
Ordenó que los capturaran, les sacaran el corazón en vida y que, finalmente los quemaran. Además, mandó desenterrar a doña Inés y la sentó en el trono para que todos los cortesanos besasen su mano como reina.

2 comentarios:

Carolus dijo...

Aquí os dejo abrir un e-libro muy útil para que lo miréis, se llama “Manual y espejo de cortesanos”, de C. Martín Pérez.

http://www.personal.able.es/cm.perez/comentarioslibros.html
http://www.personal.able.es/cm.perez/Manual_y_espejo_de_cortesanos.pdf


Simula, disimula, no ofendas a nadie y de todos desconfía: antiguo consejo para un joven Rey Sol que te servirá para desenvolverte y medrar en la Corte en la que todos sobrevivimos. Donde hay un grupo de personas, existirá una lucha por el poder, alguien lo conseguirá y a su sombra crecerán los cortesanos que conspirarán para quitárselo o para agarrarse a una porción de poder dentro de su Corte. Tal vez aún no te hayan contado cómo funciona todo esto. Te guste o no, ya estás metido de lleno en la Corte y es mejor que domines sus reglas. Despierta, otros ya te llevan ventaja. Es hora de medrar.

Saludos

DOMI BAÑUELOS dijo...

Muy valiosa tu colaboración. En verdad te lo agradezco. Este es un texto de gran sabiduría.